2017ko maiatzak 29, astelehena
Atzo Atzokoa

Titulos:   Fusión de los pueblos de Zumárraga y Villarreal de Urrechua : memoria explicativa
 Materias:  Zumarraga - Administración / Urretxu - Administración
 Editores:  Tip. Arregui, Azpeitia, 1927

 Localizacion              Sign.Topografica
 FONDO DE RESERVA          C-78 F-16

Pincha para ampliar Pincha para ampliar

Fusión de los pueblos
de Zumarraga y Villa-
rreal de Urrechua - -

Memoria explicativa

Año 1927

TIP. ARREGUI
AZPEITIA
 

Fusión de los pueblos
de Zumarraga y Villa-
rreal de Urrechua - -

Memoria explicativa

Año 1927

FUSION DE LOS PUEBLOS
DE ZUMARRAGA Y VILLARREAL DE URRECHUA

Memoria Explicativa

Los que suscriben, representantes de los pueblos de Zumarraga y Villarreal de Urrechua designados por los respectivos Ayuntamientos para formalizar las bases sobre las cuales se propone la fusión de los dos Ayuntamientos constituyendo uno solo, bajo el nombre de ZUMARRAGA-VILLARREAL.

Estas bases que se han estudiado y discutido con gran serenidad las exponemos en la presente memoria, comenzando por hacer una pequeña historia retrospectiva de este asunto, remontándonos para ello al año 1.861 en que se comenzaron análogas gestiones y encaminadas al mismo fin, a las que ahora se tramitan, estudiando después las razones que aconsejan la fusión de ambos pueblos, para terminar nuestro trabajo transcribiendo las bases acordadas en principio para la fusión.

HISTORIA RETROSPECTIVA DE ESTA CUESTION.

El abolengo de los pueblos de Zumarraga y Villarreal de Urrechua es antiquísimo, su fundacion se remonta a época muy remota, como remota y antiquísima ha sido la enemiga de ambos debido a la poca distancia que los separa. A consecuencia de la proximidad de los dos vecindarios, las luchas y los encuentros, los antagonismos y las discordias han sido frecuentes, de gran aspereza algunas veces, incluso con perturbaciones del órden público y esta historia de enconos y rivalidades todas ellas de ningun valor positivo en el fondo pero de gran virulencia en la forma, se remonta y es tan antigua como su abolengo, siendo buena prueba de ello el documento que original se conserva en la casa consistorial de Zumarraga correspondiente al año de 1.532. En esta fecha, las discordias de ambos pueblos debían ser tan vivas, y tenaces, sus luchas tan encarnizadas, que el Rey Don Carlos 1.º de España y 5.º de Alemania, se vió precisado a intervenir dictando una carta ejecutoria del Consejo Real de Castilla fechada en el pueblo de Medina del Campo, Provincia de Valladolid, resolviendo diferencias de ambos pueblos.

Estas luchas y diferencias han traido como consecuencia una distanciación moral de los vecindarios en el curso de la historia haciendo de hecho imposible un desarrollo de las actividades de ambos pueblos en el grado y media que debían haber alcanzado, si bien es notorio que han prosperado, pero no todo lo deseable y si esto ha ocurrido es porque han desaparecido las diferencias esenciales que se traducían antiguamente en odios y enconos de los vecinos y en pedreas y batallas campales de los chiquillos de ambos vecindarios. Hoy ya hace bastante tiempo, estas luchas, casi sangrientas, no existen y las diferencias se han ido limitando, perdiendo la aspereza que tenían.

En la actualidad solo una pequeña cuestión de amor propio es la que separa a Zumarraga de Villarreal de Urrechua, que se puede condensar en la frase que "es preferible, -se dice por algunos vecinos de Villarreal,- ser cabeza de ratón, que no cola de león", dando a entender que con la unión a Zumarraga había de perder Villarreal en categoría al desaparecer como Ayuntamiento independiente, cuando nosotros entendemos que sería todo lo contrario, como se demostrará en el curso de este trabajo.

Sin temor a equivocarnos decimos que hoy ya estas pequeñas tildes que oponía al proyecto de fusión el vecindario de Villarreal no existen y si existen es un reducidísimo número de vecinos. El pueblo de Zumarraga, salvo rarísimas excepciones, podemos afirmar que es partidario de la fusión de los dos Municipios.

Volviendo a nuestra exposición de la historia retrospectiva de este asunto, diremos que en la fecha de Mayo de 1.861 es, cuando por primera vez se iniciaron serias negociaciones, para la ya en aquella fecha apetecida y deseada unión de los dos pueblos. Indudablemente antes del año 1.861 existieron gestiones de unión, pero no queremos mencionarlas, pues no existe substancia documental de ellas en los archivos municipales y tampoco hablaremos de otros varios intentos realizados con el mismo fin con posterioridad a los años de 1861 y 1.868.

Refiriéndonos al año 1.861 hemos encontrado en el archivo del Ayuntamiento de Zumarraga documentos preciosos sobre la proposición que en aquella fecha hizo el Ayuntamiento de Zumarraga al de Villarreal para fusionarse con él. Es un documento tan elocuente y tan sincero y tan bien razonado, que no podemos por menos de transcribir algunos párrafos para mejor comprensión de la cuestión, y sobre todo porque los fundamentos que aducían aquellos preclaros varones para proponer la unión en aquella fecha, son de viviente actualidad, hasta el extremo de que solo podremos reproducirlos y glosarlos pues no existen razones o argumentos nuevos que aducir, salvo pequeños detalles que hemos de exponer, en apoyo del fin que perseguimos.

Firmado por el Teniente de Alcalde de Zumarraga Don José Joaquín de Zubizarreta en la fecha de 3 de Mayo de 1.861 se dice lo siguiente.

"El Ayuntamiento de la villa de Zumarraga animado por los vehementes deseos por el bienestar y mejora del porvenir de Villarreal y Zumarraga tiene la satisfación de tomar oficialmente la iniciativa a invitar a V.S. (se dirige al Ayuntamiento de Villarreal) por la presente como lo hace para la unión de ambos pueblos. La franqueza nunca fué vedada ni lo cortés quita nada a lo valiente. Hace fecha de veinte años aproximadamente que el Sr. Don Eustaquio Amilivia siendo Gobernador o Jefe Político, de esta Provincia de Guipúzcoa hizo indicación extraoficial en este mismo sentido que el Ayuntamiento de Zumarraga no vaciló en acoger favorablemente. Posteriormente y pocos años ha, que el bienhechor de Zumarraga el Sr. Don José Javier de Uribarren comprendió las ventajas que a ambos pueblos reportarían unidos formando uno solo, y no obstante su elevada posición con consentimiento y autorización de este Ayuntamiento, indicó a personas las más visibles la conveniencia de esta unión bajo diferentes aspectos".

"Tales iniciativas y de tan repetables señores no han podido menos de decidir a este Ayuntamiento a dirigirse a V.S. oficialmente sobre el objeto de esta comunicación de cuya conveniencia y ventajas tiene al menos la convicción de que no podrán ser desconocidas por los que juzguen exentos de miras de faltas de altura y sobre cuyo particular va a ocuparse aunque someramente, bajo la verdadera faz, tal como comprende él."

Más adelante en el mismo documento a que venimos refiriéndonos, se estudian las bases sobre los cuales se proponía la fusión y este punto consideramos necesarios transcribir los párrafos siguientes:

"Al invitar este Ayuntamiento de Zumarraga al de Villarreal, cree que lo más conveniente a la unión de ambos pueblos de respetar los intereses creados es decir, hasta que gradualmente, ya porque desaparezcan las causas en que se fundan estos o dejen de existir los empleados de las diferentes administraciones y ramos, se pueden refundir de un modo ventajoso, para que por ambas partes y por comisiones que ellas nombrasen se podría previamente reglamentar. Por supuesto que la primer medida con que debería incoarse las sucesivas previa la aprobación de las Superioridades que e seguro se prestarían satisfactoriamente a secundar tan laudable pensamiento, sería la fusión de los dos Ayuntamientos siguiendo al efecto el régimen electivo y demás circunstancias de este caso con arreglo a los precedentes conocidos y otros provistos para análogas variaciones, en las respectivas proporciones en que hasta la fecha aparecen o usando de equitativas reciprocidades en obsequio y bien de las partes que a juicio de respetables corporaciones de esta Provincia pudiéranse en último caso someter a su decisión.

"Fuerza es que reconozcamos que las naciones, los pueblos, como los hombres se equivocan y se equivocan muchas veces de las más buena fé. Pudo allá en tiempos apartados, tener acaso su explicación y parte favorable, ese espíritu de aislamiento e independencia de Ayuntamientos representando a un corto número de vecinos y su no mayor valer. Sin eximirse de tener que llenar casi la mayoría de las formulas de los pueblos de alguna importancia y muchos de los gravámenes consiguientes, ¿qué otra significación que no sea la del prurito de mal entendida autoridad independiente que sobre sus débiles hombros viene a hacerse doblemente pesada carga la llamada categoría sin recursos ni medios posibles para sustenarla decorosamente? Y lo que es peor, por desgracia, que frecuentemente, sin que en lo ostensible reporte ningún bien que tal nombre merezca, sirve de germen de cuestiones y discordias entre pequeños pueblos que por causas mil, la previsión humana no ha podido alcanzar y que unidos ni tuvieran derecho y no pudieran suscitarse. ¿Que otra cosa sucede a Villarreal y Zumarraga en sus pequeñeces? Colocados frente a frente y más predispuestos en su falta de calma y reflexión a desoir los consejos de la sana razón y conveniencia recíproca, creémonos alternativamente ofendidos en nuestra dignidad, lastimados en este derecho, coartados en el otro o impedidos de llevar adelante tal o cual mejora cuando solo son el efecto que nuestras imaginaciones forjan, como consecuencia de la enfermedad de que están apoderados. Y no cabe otra explicación.

"Si algo puede atenuar a las partes esta enfermedad es que ella de tan viciada y arraigada, lo es ya hereditaria hace siglos. Pruébalo de un modo incontestable la carta executoria del Consejo Real de Don Carlos I (conocido por V de Alemania) que expidió por diferencias de estos pueblos en Medina del Campo el día 9 de agosto de 1532 y que aun existe original.

"¿Cómo negar la posibilidad de mejores positivas, ora sean para más fácilmente plantear y llevar a cabo reformas de conocida utilidad y para el buen desempeño encomendados a la municipalidad sin las trabas y restricciones que hoy alternativamente se imponen en cuanto se crea que atañe a consideraciones de este o del otro orden, ya por la economía y ventajas que les traerá para dotar y sustentar debidamente la instrucción primaria en ambos sexos, ya para el más fácil, ventajoso y económico desempeño de los diferentes ramos de la administración civil sin la duplicidad de empleados, profesores, etc.; ya por fin para conseguir otras ventajas y mayor respetabilidad e importancia de los dos pueblos en unas por ser tan conocidas de todos en análogos casos reconocidos? ¿Con cuánta más razón no serán para dos pueblos pequeños a quienes sólo separa el riacho Urola de trece a catorce metros de ancho en este local y que por la proximidad de unas casas a otras de ambos pueblos se hallan los respectivos vecinos".

"El Ayuntamiento de Villarreal sabe bien que no es el interés egoísta el que al de Zumárraga anima a esta reconciliación y unión de ambos, con perjuicio del primero. Posee mayor número de habitantes, más extensión de territorio, más categoría como representación en la provincia, mayores entradas como productos de arbitrios para el desempeño de atenciones de la Villa, al grado de contar con sobrantes estos últimos años con que va amortizando deudas atrasadas y que a vuelta de pocos años habrá redimido todas sólo con el excedente de sus entradas.

"Hállase también actualmente favorecido con la estación del ferrocarril de la línea del Norte en construcción y con una reciente donación de un benemérito ciudadano, hijo de este pueblo.

Todo esto es una verdad sin réplica, pero no obstante a este Ayuntamiento le asiste la persuasión de que ambos pueblos formando uno solo tendrán más poder y respetabilidad; menos disidencia; más ventajas que reportar y otro más lisonjero porvenir que ofrecer a su administrados.

"Fundado en la fuerza que dan las consideraciones que se desprenden de hecho de tanta valía como los que deja sentados, el Ayuntamiento de Zumarraga invita a V.S. a la unión de los dos pueblos según queda consignado, con la franqueza Noble y Leal con que vá honrado su escudo de armas.

"Y le invita a V.S. porque debiendo dar pronto principio a la construccion de la nueva fuente y a la del nuevo Hospital, cree ser este el verdadero momento conque en obsequio de su buena fé y deseo debe anticiparse para arrivar al deseado fin, acordando por ambas partes lo que sobre estos proyectos y otros  no menos importantes creyesen convenientes, una vez decidida la unión bajo razonables, equitativas y recíprocamente convenientes condiciones.

"al enviar a V.S. esta comunicacion dirije también copias autorizadas de ellas al Gobierno Civil y Diputación Foral de esta Provincia de Guipúzcoa en prueba de su franco y sincero proceder. Espera que V.S. quiera hacerle justicia de él y emitir igualmente sus apreciaciones.

Dios guarde a V.S. muchos años. Zumarraga 3 de Mayo de 1.861.
El Teniente Alcalde Presidente en ejercicio - José Zubizarreta.
Por la N. y L. Villa de Zumarraga, su Secretario - Miguel de Izaguirre

Hemos reproducido en casi su integridad el documento que el Ayuntamiento de Zumarraga concretó invitando a su colindante de Villarreal a la fusión, apoyándose en razonamientos de todas clases, de caracter moral unos, cuando se habla de la desaparición de las luchas enconadas de los vecindarios; de caracter material otros, al mencionar las ventajas palmarias que se derivarían de la fusión y por último de la esperanza fundada, los últimos razonamientos, al expresar un optimismo noble, sincero y leal de que para le futuro y estando unidos los dos Municipios se habriría una era de paz, tranquilidad y prosperidad para las generaciones venideras.

No se puede hacer un documento más razonado ni con mayor alteza de miras ni con la serenidad en la exposición de aquellos puntos que pudieran tener o ser causa de próximos o ulteriores rozamientos.

Apesar de la invitación mencionada y de los razonamientos aducidos en aquel entonces (año de 1861) por el Ayuntamiento de Zumarraga, el de Villarreal representado por su Alcalde Presidente Don Aniceto Aranguren, con fecha 14 del mes de Mayo de 1.861, contesta al requerimiento, diciendo, que no aceptan la proposición formulada por el Ayuntamiento de Zumarraga apoyando la negativa en consideraciones como la que expresa en la comunicación, que en parte, trascribimos a continuación.

"Esta Corporación Municipal se ha enterado de la comunicación que V.S. pasó a la misma con fecha 3 del corriente mes por la que se le invita a la unión de ambos pueblos.

"A este fin he convocado a los habitantes de este pueblo y después de haberles dado conocimiento de dicha comunicación e invitándoles seguidamente a que emitan con franqueza y libertad su opinión sobre el pensamiento de V.S. han manifestado expontáneamente su más vivo y eficaz deseo de conservar como hasta ahora su independencia, obedeciendo en este punto a los dignos y patrióticos sentimientos de afección hacia su pueblo nativo y al bienestar de que se congratulan gozar mediante los desvelos incesantes que el Ayuntamiento emplea con el mayor celo e inteligencia para proporcionarles todo el bien y prosperidad posibles no queriendo aventurar tan caros y positivos bienes a la teoría de lo desconocido.

"Conocida pues, la voluntad expontánea y decidida de los habitantes de este pueblo contra el pensamiento de unión de ambas villas, y abundando esta Corporación en los mismos sentimientos de amor, patriotismo e independencia que sus administrados, se limita a indicar a V.S. aunque someramente, que las apreciaciones que consigna en su comunicación relativamente a las mejoras que en todo sentido reportaría a ambos pueblos de la realización de la unión, las considera poco fundadas porque prescindiendo de que cree sería muy difícil que resultasen un acuerdo que llenase y fuese capaz de conciliar sus deseos e intereses, no vé ni elementos ni medios que desenvolver para que la vida local de los dos pueblos, por más que lleguen a unirse, adquieran las grandes proporciones que V.S. se imagina; así como no encuentra tampoco ostáculo ni inconveniente alguno para que llegado el momento de que cambie su situación actual promueva y realice cada pueblo las mejoras que crea más útiles y convenientes a su mayor prosperidad e interés.

Dios guarde a V.S. muchos años. Villarreal 14 de Mayo de 1861.

El Alcalde Presidente, Aniceto de Aranguren.

Por el Ayuntamiento, su Secretario, José Baltasar de Urdangarín.

Ante una negativa como la expresada se dieron por fracasadas las gestiones iniciadas para la unión de los repetidos pueblos, toda vez que no había medio hábil de armonizar y suabizar las asperezas que separaban a los dos vecindarios ya que de hecho no existía otra separación material.

Posteriormente, con referencia al archivo municipal de Zumarraga y correspondiente a este mismo año hemos encontrado documentos fechados el año 1.868 que acreditan que en ese año se iniciaron nuevas gestiones de fusión de los municipios de Zumarraga y Villarreal, que también fracasaron sin que sepamos sus causas determinantes, si bien no nos sería difícil encontrarlas con solo detenernos a considerar el antagonismo histórico y el recelo que han existido durante muchos años entre ambos pueblos.

Antes de pasar adelante consideramos obligado mencionar, la existencia en el archivo municipal de Zumarraga, de un documento extendido por la Diputación de Guipúzcoa, referente a los pueblos de Zumarraga y Villarreal, documento fechado en Tolosa el dia 10 de Mayo de 1.861 y firmado por el Diputado General Don Vicente de Artazcoz que dice así:

Al acusar a V. recibo del atento oficio que se ha servido dirigirme con fecha 3 del actual acompañando copia de otro que pasó al Ayuntamiento de Villarreal promoviendo la fusión de ambos pueblos, me complazco en manifestarle que me será muy satisfactorio el saber que uno y otro se arreglan armoniosamente deseando como íntimamente deseo la felicidad de todas las repúblicas de la hermandad Guipuzcoana.

"Dios guarde a V. muchos años. De mi Diputación General en la M.N. y L. Villa de Tolosa a 10 de Mayo de 1.861. El Diputado General, Vicente de Artazcoz. Por la M.N. y M.L: Provincia de Guipúzccoa, su Secretario, Martin de Urrectieta. Para el Ayuntamiento de Zumarraga".

Con referencia al mismo archivo mencionado y a las gestiones de fusión del año 1868, encontramos otro documento de la Diputación de Guipúzcoa que textualmente dice lo siguiente:

"En el expediente que se instruye en esta Diputación Provincial sobre la supresión del Ayuntamiento de Villarreal y la unión de este pueblo al del inmediato Zumarraga, ha acordado en sesión de este día pedir a V.S. un inventario del Haber activo y pasivo de esa Villa y de los medios que juzgne mas convenientes para cubrir el pasivo que resulte.

"Dios guarde a V.S. muchos años. San Sebastián 7 de Enero de 1869. El Vice-Presidente, Joaquín Leizaur. El Secretario, Santos Urdangaray. Para el Ayuntamiento de Zumarraga".

Los precedentes documentos, transcritos demuestran que la Diputación de Guipúzcoa en el año 1.861 se interesaba por la fusión de estos dos pueblos y haciéndose cargo de la conveniencia de esta fusión expresaba, por boca de su Diputado General, la simpatía con que se acogía la idea, inspirada en la "felicidad de las repúblicas guipuzcoanas."

En el día de hoy esperamos que la Diputación acoja con la misma simpatía la proposición de la fusión que ahora se reproduce y consecuente con el espíritu histórico y tradiciones de esta preclara Corporación, preste su autoridad para consegir, en esta fecha, lo que no pudo lograrse en la remota de 1.861 y de 1.868.

A partir de 1.868 sabemos que por diversos alcaldes y personas de representación en ambos pueblos se realizaron intentos de fusión pero por distintas causas no llegaron a cristalizar.

Llegando ya en esta reseña histórica al momento actual, decimos que la situación de espíritu del vecindario de Zumarraga y Villarreal está en las mejores condiciones para llegar a un acuerdo de unión de las dos Corporaciones Municipales y la prueba de esta situación de espíritu está en el hecho expontáneo y elocuente de que un vecino de Villarreal Don Carlos Alvarez se haya dirigido recientemente al Sr. Ministro de la Gobernación, en solicitud de que se acuerde la fusión de los dos pueblos. Si en cualquier otro momento de la historia de estos Municipios, un vecino de cualquiera de ellos, hubiera dado por su cuenta y riesgo un paso como el que ha dado Don Carlos Alvarez hubiera sido bastante para que por el solo hecho mencionado, sus convecinos le hubieran tachado de poco amante de las tradiciones e historia de su pueblo nativo; lejos de esto, el vecino de Villarrreal, ya mencionado; ha conseguido el que por los Municipios de Zumarraga y Villarreal hayan acordado el nombramiento de una comisión de cada pueblo que estudie el problema y presente una memoria expresiva de las bases sobre las cuales se pueda realizar en plazo inmediato la fusión de los tan repetidos Ayuntamientos.

RAZONES QUE ACONSEJAN LA FUSION DE LOS PUEBLOS
DE ZUMARRGA Y VILLARREAL DE URRECHUA

1.ª - Zumarraga y Villarreal constituyen dos Ayuntamientos independientes para un vecindario de 1.630 habitantes que tiene Villarreal contra 2.295 habitantes que tiene Zumarraga.

La construcción urbana de estos dos pueblos está tan próxima la del uno con la del otro que es muy difícil al que no conozca estos dos pueblos distinguir cual es Zumarraga y cual es Villarreal. La única separación material del caserío de ambos pueblos la establece el río Urola que tiene un cauce de doce metros de ancho aproximadamente.

Si como decía con justeza la frase el Alcalde de Zumarraga en el año 1.861 que "la union hace la fuerza" nosotros preguntamos si no es razón bastante esa proximidad del caserío de los dos pueblos en relación con el número de habitantes de cada Ayuntamiento, para aconsejar que los dos se fundan en uno, puesto que un Ayuntamiento de 3.925 habitantes, que sería la resultante de la suma de los dos, constituirá en todo momento una entidad municipal de más importancia, de mayor representación político-social y de más capacidad económico-administrativa para implantar servicios municipales y mejoras materiales que redunden en beneficio del vecindario.

2.ª - En el perímetro del pueblo de Zumarraga se encuentran enclavadas tres estaciones ferroviarias correspondientes a tres líneas distintas que son: la del ferrocarril del Norte en la línea de Madrid a Irún, la de los ferrocarriles Vascongados en la línea de Zumarraga a Malzaga y el ferrocarril del Urola en la línea de Zumarraga a Zumaya. Estas tres estaciones férreas distan del pueblo de Villarreal tan sólo algunos metros de distancia y apesar de esta exigua distancia el nombre de Villarreal no aparece en ninguno de los itinerarios de los ferrocarriles correspondientes a esos recorridos. El día de mañana, constituido el Ayuntamiento que como se proyecta se denominará ZUMARRAGA-VILLARREAL, este pueblo incorporado al de Zumarraga y formando los dos uno, adquirirá el relieve oficial de que hoy carece.

3.ª - Los pueblos a que venimos refiriéndonos, tienen el de Villarreal, un servicio de aguas potables propio, con manantiales de su propiedad para abastecer a su vecindario; por su parte, el pueblo de Zumarraga tiene este mismo servicio de aguas potables, de reciente construcción y procedente también de manantiales propios del Ayuntamiento, enclavados algunos, a muy corta distancia de los que son propiedad de Villarreal.

Para un vecindario de 4.000 habitantes aproximadamente, que es el total de las dos entidades locales, se han realizado cuantiosos gastos para abastecer de agua potable a los dos vecindarios, cuando estando fusionados, una sola conducción de agua hubiera sido suficiente para los dos pueblos con una ventaja enorme de economía y de facilidad en la distribución de la red canalizadora.

Para da una idea exacta del criterio con que se han realizado estas obras, diremos que se han ejecutado captando unos manantiales existentes, por ejemplo, en el barrio Miracruz de San Sebastián para abastecer a los habitantes y vecinos de la acera derecha de la calle de Miracruz y con otros manantiales del mismo barrio abastecer a los habitantes y vecinos de la acera izquierda de la misma calle teniendo en cuenta que el ancho de esta calle coincide casi aproximadamente con el del cauce del río Urola que es el que separa materialmente a los pueblos de Zumarraga y Villarreal.

¿No hubiera sido preferible el que este servicio se hubiera realizado de común acuerdo entre los dos Ayuntamientos haciendo una sola conducción de aguas, y con la natural economía en el coste de las obras?. Absurdos como este se han producido muchos, por desgracia, con perjuicio de la economía de los dos pueblos y hora es ya de que esta política de desorganización que desaparezca totalmente y se hagan las cosas con el criterio de unidad debe presidir en todas las obras y servicios públicos.

Pero aun hay más sobre esta cuestión de las aguas y es la siguiente: en la actualidad el Ayuntamiento de Villarreal surte de agua potable los depósitos de la Compañía del Norte, por la sencilla razón de que hasta hace poco el Ayuntamiento de Zumarraga no tenía agua suficiente para prestar este servicio, con el que hoy cuenta, en cantidad más que suficiente para servir las necesidades de su vecindario y abastecer los grandes depósitos que la Compañía del ferrocarril del Norte consume en su estación de Zumárraga y como ésta se encuentra enclavada en el término municipal de Zumarraga, tendrá el pueblo de Villarreal que dejar de prestar este servicio y lo que es peor, prescindir de un ingreso, aproximado a 18.000 pesetas anuales, que cobra a la Compañía del Norte por el agua que ésta consume, ingreso tanto más importante que se aproxima a la tercera parte del presupuesto de ingresos.

En el caso improbable que no cristalizara la fusión de los dos pueblos, surgiría inmediatamente un choque entre ellos por esta cuestión de las aguas. ¿Cómo podría resolver Villarreal el problema que se le plantearía el ver desaparecer un ingreso, tan considerable, como el que ahora percibe, por el abastecimiento de aguas a la Compañía del Norte?. ¿Dónde encontraría los impuestos que produjeran esas 18.000 pesetas anuales? Téngase en cuenta que el presupuesto de Villarreal se cifra en la cantidad de 70.000 pesetas y si de esta se deducen 18.000 pesetas queda este presupuesto en condiciones verdaderamente difíciles para que un vecindario de 1.630 habitantes produzca esas 18.000 pesetas sobre impuestos de nueva creación o por recargo de los ya implantados.

Además surgiría un litigio entre los dos pueblos acerca del derecho de propiedad de los manantiales respectivos y todas estas cuestiones es preciso evitarlas, si se ha de atender al ideal de la tranquilidad pública, del bienestar, de la paz y de la economía que deben reinar entre las colectividades, lo mismo que entre los hombres.

Todos estos problemas que lleva consigo el obastecimiento de aguas desaparecen si se realiza la tan anhelada fusión de Villarreal y Zumarraga.

4.ª - La Instrucción Primaria en los dos pueblos está en condiciones sumamente deficientes; se impone con imperiosa necesidad la creación de una escuela graduada moderna con todos los adelantos y requisitos que las disposiciones legales vigentes establecen para estas escuelas. No es posible por el coste material del edificio y por el entretenimiento del personal construir una escuela en Zumarraga y otra en Villarreal; se impone el criterio, no caprichoso, de construir una sola escuela y llegado este punto tropezamos con el escollo de siempre y contra el que se han estrellado todas las iniciativas beneficiosas en común para ambos pueblos. ¿En cuál de los dos Municipios, en la situación actual, se habría de construir la escuela graduada? Si se trata de construir en Zumarraga, es probable que Villarreal se niegue a participar en los gastos; si se acuerda construirla en Villarreal es posible que Zumarraga no quisiera participar en el presupuesto de construcción; peros i los dos pueblos se fusionan, entonces la escuela graduada y cuanto se necesite en materia de Instrucción Primaria surge expontáneamente puesto que dentro de los presupuestos fusionados habría margen suficiente para obtener las cantidades precisas a esa construcción, con sólo fijarse en que por el hecho de la fusión se produciría una considerable economía en los gastos del Municipio común y un considerable aumento en los ingresos al poder atender y establecer una mayor vigilancia en la recaudación de arbitrios evitando el contrabando y el fraude que actualmente se realiza, y de cuyos asuntos nos hemos de ocupar más adelante.

Volviendo al tema de la Instrucción Primaria y vista la necesidad de construir una escuela graduada, entendemos que ésta en unión de las precedentes razones lo es más que suficiente par aconsejar la unión de los dos pueblos.

A mayor abundamiento diremos que en Zumarraga existe una escuela de instrucción primaria para niños y una escuela servida por los Hermanos de la Doctrina Cristiana con subvención del Ayuntamiento. En Villarreal solamente una escuela de niñas sotenida con fondos de una fundación de 112.500 francos, en renta del Estado Francés y con los frutos de una lámina de la Deuda de España por un valor nominal de 26.400 pesetas y como conclusión se desprende que este importantísimo servicio está mal dotado en los dos pueblos y que con la fusión se podrían remediar las deficiencias observadas y otras muchas en otros órdenes.

5.ª - En Beneficiencia Pública la situación de los dos pueblos es la siguiente:

Villarreal, no tiene ningún establecimiento de carácter benéfico municipal propiamente dicho. Existe en su lugar un Asilo denominado de la "Sagrada Familia", de fundación particular, servida por las Hermanas de la Caridad que son las encargadas del mismo y a las que el Ayuntamiento concede una subvención anual de 750 pesetas, en concepto de pago de servicios, que en este respecto, prestan al Ayuntamiento.

La Beneficencia Municipal de Zumarraga cuenta con un capital propio de 88.000 pesetas invertido en láminas de la deuda del Ayuntamiento al cinco por ciento de interés anual.

Además es dueña de una lámina de la Deuda del Estado por un valor nominal de 4.500 pesetas, al cuatro por ciento, y una donación de 2.000 pesetas en una propiedad, mientras viva la señora que tiene en usufructo la renta que produce ese pequeño capital.

Por otro lado, se cuenta para en plazo muy corto recibir otras donaciones para fines benéficos y estando unidos los dos pueblos, no sería necesario desenbolsar ninguna cantidad para este servicio pues las rentas propias son suficientes a cubrir los gastos aunque estos se aumentasen con los producidos por los pobres de Villarreal. En el presupuesto actual el Ayuntamiento de Zumarraga subvenciona a la Beneficencia con la cantidad de 2.500 pesetas que unidas a las rentas propias costean con holgura los gastos benéficos.

6.ª - El Ayuntamiento de Zumarraga cuenta con un donativo en metálico que con la renta que produce, en el año en curso, alcanza la cantidad de 16.000 pesetas, para la construcción de un Pabellón para Infecciosos de Aislamiento.

Estas 16.000 pesetas están depositadas en una libreta de la Caja de Ahorros Provincial número 83.531, a nombre de la Beneficencia Municipal de Zumarraga para el Pabellón de Infecciosos e independientes de las otras cantidades de la propiedad exclusiva de la Beneficencia y con ellas más alguna can que se tomara del presupuesto común, una vez hecha la fusión, se podría llevar a cabo la construcción del Pabellón de Infecciosos en el sitio que designara la Junta de Sanidad, única autoridad competente en la materia. Esta mejora redundaría en beneficio positivo de los dos pueblos unidos; caso contrario, este servicio benéfico sería para Zumarraga exclusivamente, sin compensación para Villarreal.

7.ª - En este apartado nos hemos de ocupar de dos cuestiones de caracter económico que son bastantes por sí solas para que sin otras razones, se haga la fusión de los pueblos.

Hemos de referirnos en primer lugar a estudiar la gran economía que para los municipios representaría el fusionar sus servicios y la recaudación de sus arbitrios y para demostrarlo palpablemente hemos de ocuparnos de los extremos siguientes:

a) Constituido un solo Ayuntamiento se podría suprimir una banda de música de las dos que funcionan lográndose además tener una sola bien dotada, que llenar su cometido a satisfacción del vecinnario.

Zumarraga gasta en banda de música de aire y tamborileros la cantidad anual de 8.000 pesetas. A su vez Villarreal por los dos conceptos invierte una cantidad aproximada. Suprimida una banda de música y con los elementos de las dos se formaría una buena banda. Esta nueva banda podría costar apróximadamente la cantidad de 10.000 pesetas obteniéndose una economía positiva de 4 a 5.000 pesetas sin dejar indotado este importante servicio que es de tan del agrado de los elementos populares del vecindario.

b) Otro tanto que con las bandas de música se podría llevar a cabo con los festejos populares que se celebran por duplicado en los dos pueblos con grave quebranto de las arcas municipales. Será preciso desterrar el sistema actual de celebrar fiestas en competencia, que vienen celebrándose, con un criterio de antagonismo completamente arbitrario que solo gastos producen sin beneficio para la economia de los pueblos. Basta solo enumerar las fiestas actuales para comprender que es preciso suprimir algunas y que con esa supresión se produce otra fuerte economía de gastos.

Véanse las fiestas que se celebran actualmente: En Zumarraga las de Santa Isabel los días 2, 3 y 4 de Julio; San Roque los días 15 y 16 de Agosto y las de Santa Lucía los días 13, 14 y 15 de Diciembre que son comunes a Zumarraga y Villarreal.

Además de éstas, Villarreal celebra independientemente sus fiestas de San Juan en el mes de Junio y las de Santa Anastasia a fines de Septiembre.

¿No son demasiadas fiestas, las citadas, para dos pueblos pequeños, tan próximos el uno del otro?. Entendemos que suprimiendo las que se acuerde se obtendría una economía en los gastos que calculamos aproximadamente en la cantidad de 5.000 pesetas, y que unida a la que se ha cifrado por la supresión de una de las bandas constituye un serio renglón, muy de tener en cuenta para el balance definitivo en pro de la unión de los pueblos.

Además de esta economía material se lograría hacer desaparecer definitivamente el antagonismo que ha existido muchos años y que se traducía en contratar cada Ayuntamiento para sus respectivas fiestas bandas de música militares además de la municipal que tenían y al solo objeto de demostrar al vecino que ellos también disponían de medios económicos para divertirse. Se ha dado el caso de contratar Zumarraga una banda militar de San Sebastián y a las mismas fiestas de Villarreal contratar otra banda, militar también, de Vitoria. Todo esto debe desaparecer, como es lógico.

c) Constituido un solo Ayuntamiento surge un aumento en los ingresos por arbitrios de consumo al establecerse una más perfecta vigilancia sobre los artículos sujetos al pago de derechos. Esto quiere decir que con la unión terminaría el contrabando que actualmente se realiza entre los dos pueblos produciéndose un alza en la recaudación de arbitrios. Esta cuestión del contrabando, hoy no se puede impedir por muchos esfuerzos que se haga por corregirlo por la proximidad que existe entre los vecindarios y esto unido al escaso personal de que se dispone hace que el mal se conozca pero no se encuentre remedio sino muy fragmentariamente. Mañana, hecha la unión, este mal desaparecería completamente.

d) Como final de este apartado tenemos que hablar otra vez de la cuestión de las aguas en su aspecto económico.

Con la fusión este servicio quedaría unificado y si hoy Zumarraga obtiene un ingreso de 12.000 pesetas anuales y Villarreal, sólo por el servicio al ferrocarril del Norte obtiene 18.000 pesetas, se podría continuar este sistema, en progresión ascendente de recaudación, desde el momento que el Norte tendría que seguir pagando el agua al precio de la tarifa que se acordara y con ello consolidado un ingreso respetable amén de al desaparición de los problemas mencionados sobre este asunto.

¿No es ésta una cuestión que por sí sola tiene fuerza bastante para que sin más examen se aconseje primero y se acuerde después la unión de los dos pueblos? Estamos plenamente persuadidos de que esta razón, como las anteriores, serán reconocidas y aceptadas por el vecindario.

8.ª - Corresponde ocuparnos de la situación de la Deuda que tienen los dos pueblos y nos proponemos estudiar este punto detalladamente, y dando a conocer cifras exactas y datos que seguramente no son conocidos por muchos vecinos de Villarreal, y a quienes se les ha dicho, equivocadamente, algo muy distinto de la realidad sobre la potencia financiera de Zumarraga.

Comencemos por establecer las cifras de los presupuestos repectivos: Zumarraga tiene un presupuesto de gastos que se eleva a la cantidad de 145.000 pesetas incluyendo en esta cifra el servicio de intereses y amortización de la deuda de la Villa. El presupuesto de ingresos es idéntico pero como todos los años, el actual ejercicio se liquidará con superávit, de varios miles de pesetas.

El Ayuntamiento de Zumarraga tiene contratada una deuda pública de 630.000 pesetas al cinco por ciento, por término medio de interés anual. Esta deuda está totalmente garantizada con los bienes, ingresos y propiedades urbanas que posee la Villa y el servicio de amortización se realiza normalmente sobre la base de un minimum anual de 15.000 pesetas.

El inventario valorado de los bienes municipales de Zumarraga, sin contar los ingresos del presupuesto, inventario cerrado el día 31 de Diciembre último se eleva a la cantidad d e1.124.800 pesetas, estando incluídos las casas de reciente construcción, propiedad de la Villa que están valoradas en la cantidad de 300.150 pesetas y el ingreso total por alquileres asciende a 18.000 pesetas que son susceptibles de elevar, con gran facilidad, a 20 o 22.000 pesetas.

Estas cifras tienen elocuencia suficiente para demostrar que la potencia económica de Zumarraga es más que suficiente para garantizar cumplidamente su deuda de 830.000 pesetas, y esta garantía es tan sólida que para atender al servicio de interés y amortización no ha tenido necesidad de reforzar los ingresos de su presupuesto. Si hoy está garantizada la deuda de Zumarraga con las propiedades que posee y los ingresos que obtiene, el día de mañana, verificada la unión con Villarreal, realizadas las economías que se dejan mencionadas y otras que podrían introducirse, reforzados los ingresos del presupuesto común, entonces el crédito y la garantía de la nueva municipalidad se elevaría al décuplo del que hoy tiene.

Por su parte el Ayuntamiento de Villarreal tiene un presupuesto de ingresos y gastos que se cifra en la cantidad 70.000 pesetas. En los ingresos figura una partida denominada servicios municipalizados que se refiere al abastecimiento de aguas y que se presupuesta con la cantidad de 21.750 pesetas, cuya mayor parte se obtiene con el ingreso que produce el consumo de agua potable que la Compañía del ferrocarril del Norte realiza en la estación de Zumarraga, de cuyo asunto nos hemos ocupado en el apartado correspondiente.

La deuda pública de Villarreal se cifra en la cantidad de 135.000 pesetas, de las cuales existen títulos en cartera por la cantidad de 40.000 pesetas, siendo por lo tanto la deuda en circulación por la cantidad de 95.900 pesetas. Esta deuda está contratada al cinco por ciento de interés anual y se destina al servicio de intereses la cantidad de 6.795 pesetas anuales y al de amortización la cantidad anual de 12.500 pesetas. Esta deuda con los bienes, propiedades e ingresos de la Villa se encuentra suficientemente garantizada. El inventario de bienes propiedad del Ayuntamiento, sin contar los ingresos del presupuesto, inventario cerrado el día 31 de Diciembre de 1.926 se cifra en la cantidad de 346.766,07 pesetas..

Estudiadas comparativamente las cifras mencionadas se observa que no existe temor de ninguna clase referente a que un Ayuntamiento o mejor dicho un pueblo tenga que hacer suya y garantizar la deuda del otro o viceversa, sino que por el contrario los dos pueblos tienen capacidad más que suficiente para amortizar sus respectivas deudas sin ocasionar a su vecino la menor perturbación por este concepto, ni el más ligero aumento de gastos para atender a la amortización de la deuda.

Si hoy los dos pueblos pueden francamente afrontar con desahogo las deudas que tienen contraídas, mañana unidos, es evidente, que podrían con mayor facilidad hacer rente a estos compromisos económicos.

Lejos de haber perjuicio con la fusión para los pueblos por lo que afecta a este capítulo de deuda se obtendría una mejora radical en la situación de ambos, al aumentar considerablemente el crédito que obtendría una entidad local de 4.000 habitantes aproximadamente; pero en todo caso se puede concretar y facilmente se deduce de todo lo expuesto que el pueblo de Villarreal lejos de perjudicarse por la deuda de Zumarraga saldría en definitiva altamente beneficiado y lo vamos a demostrar utilizando razonamientos, ya empleados en esta memoria, pero que es preciso repetir para desvirtuar en absoluto la especie profusamente circulada entre el vecindario de Villarreal con respecto a este asunto.

Antes de pasar adelante no queremos perder la ocasión, abundando en la idea expresada, de consignar unos datos muy significativos acerca de la situación de solvencia del Ayuntamiento de Zumarraga que se demuestra al considerar que en primero de Junio del corriente año existían en caja en metálico en la Tesorería municipal las siguientes cantidades:

Procedente del presupuesto extraordinario del año 1926 la cantidad de 66.982,64 pesetas y por recaudación del presupuesto en ejercicio la cantidad de 45.472,08 pesetas. Sumadas las dos partidas arrojan un total de 112.454,72 pesetas para con ellas atender a los servicios ordinarios y extraordinarios del año en curso.

Los beneficios que reportaría la unión a los dos pueblos por el aumento del crédito, quedan examinados; veamos ahora lo que sucedería en el Ayuntamiento de Villarreal si la unión no llegara a efectuarse.

En primer lugar; recordemos que solo por servicios municipalizados o sea por el abastecimiento de aguas potables calcula en el año actual, el Ayuntamiento de Villarreal obtener una cifra de 21.750 pesetas, de las que 18.000 aproximadamente corresponderán a las que satisfaga el ferrocarril del Norte. Verificada la unión este ingreso podrá continuar y acrecentarse por que la compañía del Norte estará obligada a pagar la tarifa que se la imponga por el consumo del agua, pero si como decimos, la unión no se realiza, entonces, al finalizar el contrato que la Compañía del ferrocarril tiene con Villarreal se abrirá un concurso al que acudirán los dos Ayuntamientos puesto que los dos tienen agua potable en cantidad suficiente para el consumo de la estación de Zumarraga y en este concurso se abjudicará el servicio al mejor postor, al que menos precio exija por metro cúbico de agua.

En este caso el Ayuntamiento de Zumarraga podrá ofrecer a la Compañía del Norte el líquido en una cantidad sumamente inferior al que pueda conceder el Ayuntamiento de Villarreal y la razón es muy sencilla: Zumarraga obtiene por ingreso de aguas una cantidad aproximada a 12.000 pesetas que recauda de su vecindario: no precisa de mayor ingreso para cubrir las necesidades de su presupuesto y por lo tanto la cantidad que obtenga sea la que fuere la puede aceptar y en cambio el Ayuntamiento de Villarreal si se ve obligado a reducir la tarifa que hoy aplica al Norte verá mermados sus ingresos en forma que no consideramos aventurados suponer le sea sumamente difícil encontrar la compensación en otros ingresos, creando impuestos nuevos o reforzando los existentes y esto sin contar la posibilidad que al municipalizar con exclusiva su servicio de aguas el Ayuntamiento de Zumarraga, se encuentre Villarreal con el obstáculo insuperable de no poder abastecer al Norte ni aún en el caso de reducción extraordinaria de la tarifa vigente.

Si llegara este caso ¿cómo podría Villarreal atender al servicio de interes y amortización de su deuda en curso? No queremos pensar en la posibilidad de que suceda lo que dejamos dicho, puesto que abrigamos la más firme convicción de que la unión de los dos pueblos será un hecho y con ella desaparecerán todos los problemas que puedan ser entorpecimiento para el engrandecimiento de estas Villas.

Podríamos extendernos en otras consideraciones que pudieran avalorar el dictamen referente a la necesidad de llegar a constituir un solo Ayuntamiento de los que forman los pueblos de Zumarraga y Villarreal, pero no queremos dar a este trabajo proporciones desmesuradas, sobre todo, teniendo en cuenta que cuanto en este trabajo se dice en pró de la unión de Zumarraga y Villarreal, lo dijo ya con sencilla elocuencia el Sr. Zubizarreta, Alcalde de Zumarraga el año 1.861.
 

BASES SOBRE LAS CUALES SE PROPONE LA FUSION
DE ZUMARRAGA Y VILLARREAL

De todos los razonamientos que se dejan expuestos se deduce la necesidad de llegar a la creación de un solo Ayuntamiento integrado por los dos establecidos en Zumarraga y Villarrreal y a tal efecto, los firmantes de este trabajo proponen las siguientes bases:

1.ª El Ayuntamiento que se constituya, fusionados, los dos términos municipales se denominará Ayuntamiento Constitucional de ZUMARRAGA-VILLARREAL.

2.ª Existiendo dos casas consistoriales, una en Zumarraga y otra en Villarreal se destinará una de ellas a casa Ayuntamiento y la otra a las dependencias del Juzgado Municipal. Esta designación de los edificios se hará por el procedimiento que acuerde el Ayuntamiento de nueva constitución.

3.ª Hoy existen tres médicos titulares, dos en Zumarraga y uno en Villarreal. Se propone la amortización de una plaza de médico titular cuando ocurra la primera vacante.

No existiendo más que un solo veterinario para los dos pueblos, se propone la continuación del mismo.

4.ª Los empleados municipales hoy existentes continuarán, en sus puestos sin modificación ni aumento de haberes.

Será necesario aumentar el personal de vigilancia municipal de arbitrios y aguaciles para atender a los servicios e impedir el contrabando de artículos sujetos a consumo.

5.ª Los señores secretarios de los respectivos Ayuntamientos están sujetos a las disposiciones de su reglamento vigente que tiene fecha 22 de Agosto de 1924 y con arreglo a las disposiciones contenidas en el artículo 25 del citado reglamento se resolverá esta cuestión salvo que de común acuerdo los dos funcionarios con el Ayuntamiento de mayor creación acuerden algo distinto a lo que dispone el precepto mencionado y haya o no convenio nunca será con mengua de los derechos económicos del funcionario que pierda su cargo de Secretario, porque este percibirá igual haber y aumento que el Secretario que quedará con el cargo.

6.ª Constituido un solo Ayuntamiento funcionará una sola Junta Municipal del censo electoral y se formarán tres colegios electorales repartiendo el censo entre los mismos o se puede dejar subsistentes los actuales colegios y hacer la designación de candidatos con arreglo al número de habitantes.

7.ª Es imprescindible la creación de una escuela moderna graduada, para atender debidamente a la instrucción primaria que como se deja expuesto adolece de la existencia de serios defectos y es deficiente para el vecindario. Esta escuela graduada podría construirse en terrenos de Villarreal.

8.ª Igualmente se propone la construcción de un matadero público en buenas condiciones de higiene y saneamiento que podría construirse igualmente en terrenos de Villarreal o en el sitio que acordara el Ayuntamiento que se constituyera.

9.ª La cuestión de Beneficencia Pública, fusionados las dos pueblos, queda solucionada desde el momento en que con las rentas propias de que dispone actualmente la Beneficencia de Zumarraga se puede atender debidamente este servicio incluso con el aumento de gastos que tenga por la asistencia a los pobres que procedan de Villarreal.

10.ª Con objeto de distribuir equitativamente los beneficios que reporta al vecindario las ferias-mercados semanales, proponemos la creación de una feria-mercado que se celebrará los jueves de cada semana en el frontón de Villarreal y los domingos en Zumarraga, como en la actualidad viene ocurriendo.

11.ª Para evitar el contrabando de los artículos sujetos al pago de arbitrios de consumos, es necesario aumentar el personal de vigilancia de este servicio e imprescindible establecer una alhóndiga municipal que reuna las condiciones necesarias para que cómodamente se presten los servicios al vecindario condiciones de utilidad y conveniencia precisas.

12.ª Fusionados los dos Ayuntamientos se consideran innecesaria la existencia de dos bandas de música y se propone la organización de una con elementos de las dos que hoy existen.

Igualmente se propone la supresión de algunas de las fiestas por considerar excesivas las existentes y porque con la desaparición de algunas de ellas se encontrará una economía considerable en el presupuesto común.

13.ª - El servicio de aguas existente hoy, quedará unificado y se estudiara un reglamento para este servicio con tarifa única para el abastecimiento de agua a domicilio del vecindario y servicios extraordinarios como son el abastecimiento de agua a fábricas, talleres y a las Compañías del ferrocarril del Norte, Vascongados y el Urola.

14.ª - Las tarifas actuales sobre arbitrios de consumos, e impuestos de todas clases vigentes quedarán subsistentes y se unificarán para los efectos cobratorios al solo objeto de igualar para todo el vecindario la distribución de los tributos sin que éstos sufran aumento de ninguna clase, por no ser preciso para atender a los servicios.

15.ª - La Deuda Pública contraída por los Municipios de Villarreal y Zumarraga, estando perfectamente garantizada, quedará subsistente y únicamente se unificarán los cuadros de amortización destinando a este servicio la cantidad necesaria, como igualmente se hará con el servicio de los  intereses.

La deuda actual en circulación no sufrirá aumento como no lo exijan urgentes y perentorias necesidades.

16.ª - Como obras de urgente necesidad se propone el acometer un plan e saneamiento de los dos pueblos que utilizan el río Urola para desagüe de las colocas y esto en la época estival constituye un serio peligro para la salud pública. Se precisa que por el Ayuntamiento fusionado se estudie el modo de canalizar el río por lo menos en el tramo que atraviesa los dos pueblos.

Es también de necesidad ocuparse de la vigilancia municipal de las calles para evitar que se conviertan en vertederos del vecindario. Esto solamente puede conseguirse con el aumento del personal de vigilancia.

17.ª - Estando pendiente de modificacion por el Sr. Ministro de Gracia y Justicia la demarcación de los Juzgados de 1 Instancia e Instrucción de Guipúzcoa y habiéndose cursado instancia por el Ayuntamiento de Zumarraga en solicitud de que al desaparecer, como está propuesto, el Juzgado de Azpeitia, se traslade a Zumarraga el actual de Vergara, conviene que el nuevo Ayuntamiento insista en esta cuestión, visto lo conveniente que sería contar con el Juzgado en este pueblo.

18.ª - Acordada la fusión de los dos Ayuntamientos y antes de llegar a la constitución del Ayuntamiento de ZUMARRAGA-VILLARREAL se formará por los respectivos Secretarios un balance de situación expresivo del Activo y Pasivo de cada Municipio con inclusión de las cuentas pendientes a satisfacer y de los ingresos pendientes de cobro a fin de poder abrir los libros del nuevo Ayuntamiento.

Con estos datos se puede llegar a formalizar el preupuesto común de ingresos y gastos para el primer ejercicio del Ayuntamiento que en su día haya de sustituir a los que funcionan en la actualidad.

Sobre estas bases entienden los suscritos que podría fácilmente acordarse, la fusión de los pueblos de Zumarraga y Villarreal y firmes en esta opinión someten las precedentes bases y memoria explicativa a la aprobacion de sus Ayuntamientos, para que en definitiva sean ellos los que decidan esta cuestión.

Dado en la ciudad de San Sebastián para las villas de Zumarraga y Villarreal a 13 de Junio de 1927.

A. Artiz
Miguel Alcorta
José Busca
P. Aranzadi
Juan Alberdi


2007 Kultura, Gazteria eta Kirol Departamentua - Gipuzkoako Foru Aldundia
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net